El patrón de la perdida de cabello masculina, también conocida como alopecia androgenética o androgénica (calvicie) en los hombres es el tipo de perdida de cabello más común.

Hoy en día, cada vez se inicia la perdida de cabello más temprana en los hombre, en jóvenes de 18 años ya se puede ver las primeras etapas de adelgazamiento del cabello (miniaturización), se comienza a perder el color del pigmento y a verse el inicio de las entradas de la calvicie.

La pérdida de cabello puede ser localizada o extenderse sobre una gran parte del cuero cabelludo, extendiéndose por las sienes y dejar áreas ligeramente abiertas o clareadas.

La testosterona es la homona responsable del desarrollo de las características sexuales masculinas y afecta a los rasgos físicos característicos masculinos. el problema surge cuando la testosterona se convierte en DHT (5α-Dihydrotestosterona, 5α-DHT o androstanolona), que es una hormona derivada de la testosterona presente en el cuerpo igual que cualquier otra hormona y es producida por los testículos, la próstata y algunos otros tejidos como el cuero cabelludo. Es un tipo de hormona necesaria para mantener ciertas características sexuales, como el vello facial, el desarrollo muscular, el tono de voz más profundo, etc. Por desgracia si los niveles de DHT se desequilibran, ésta puede hacer más daño que bien y estar relacionada directamente con la caída del cabello, cáncer de próstata… etc.

Contra la creencia popular, la única relación entre la testosterona y la calvicie no es la testosterona misma ni los altos niveles de esta, sino la incidencia de la testosterona en la producción de DHT. No es la testosterona la culpable directa de la caída del cabello, sino la DHT que se produce a partir de la testosterona y la enzima 5-alfa-reductasa convertida en dihidrotestosterona, única responsable directa de dicha calvicie.

Normalmente la pérdida de cabello depende de las características hereditarias. Es muy importante la predisposición genética. Desde el vientre materno, los genes están programados para que en el futuro ocurra la perdida de cabello. Según aumenta la edad la perdida de cabello es más notable, pero llega un momento en el que se detiene.

La ausencia de pelo en el padre no quiere decir que el niño también vaya a experimentar la pérdida del cabello. La pérdida de cabello se produce por la combinación aleatoria de genes de ambos padres, teniendo mayor influencia los genes maternos.

La única solución para la perdida de cabello androgénica (calvicie) es el trasplante capilar de los pelos que se encuentran en la nuca, ya que estos son insensibles a la hormona de la testosterona y DHT.